Ángela Valeiras

Angela Valeiras Gómez, nací en Bufalá, Badalona, en el año 1956, hija de una familia obrera de emigrantes; tenía doce años, cuando se inauguró el Instituto Albéniz de esa ciudad, donde tuve la suerte de cursar el Bachillerato y participar en el ambiente social y político de ese momento, cuando muchos jóvenes con ansias de libertad y cambio confiábamos en que podíamos mejorar el mundo; siendo una mujer de barrio obrero, tuve la oportunidad poco frecuente en esa época de poder ir a la Universidad, donde estudié Medicina, en el Hospital Clínic de Barcelona.

Trabajé como Psiquiatra en un centro de crisis e internamiento durante unos años; buscadora, con una visión amplia y humanista, estudié un máster de homeopatía,  -en la Universidad Blanquerna de Barcelona-, a la que me dediqué durante más de veinte años.

Escribo desde siempre, empecé con la poesía, que fue mi refugio durante los difíciles momentos de la adolescencia, de hecho, el primer poema que conservo está fechado cuando tenía diecisiete años.

Estuve viviendo en Masnou durante treinta y cinco años y allí participé en la edición de un libro de cuentos titulado Masnou Escriu, escrito por diversos escritores nóveles de la localidad.

La escritura es para mí un vehículo hermoso y potente a través del cual abrirme, explorar, viajar a épocas o lugares remotos, tocar corazones, compartir e invitar a la reflexión.

Escribir también es contar historias para que otros las lean. Y yo tenía historias que contar y que quería compartir. Así que cuando cumplí los sesenta años me puse manos a la obra, sin dilación.

El resultado es la publicación de mis dos libros, novelas autobiográficas, escritas con el corazón y con una fuerte dosis de honestidad.

La primera, Entre Cronos y Neptuno, historia de una mujer a trozos, de Editorial Atlantis, publicada en 2019, es un libro de viajes y aventuras, de introspección a ratos, de encuentros inéditos y experiencias desconcertantes.

Consta de dos partes completamente independientes pero que tienen un nexo, la misma protagonista y un hilo invisible que conecta un relato con el otro.

Dentro de cada historia hay muchas historias entrelazadas, unas con otras, como en un tapiz vivo.

Son dos historias de viajes y de búsqueda de sentido: la primera llamada Un hombre bueno en mi vida, empieza y acaba con la historia de ese hombre bueno y su conexión con los cátaros, como un círculo que se cierra con la magia natural de la vida; el viaje a Senegal y el encuentro con Ash, el baifal de la Cassamance, es la parte central del primer relato, plagado de sincronicidades, preguntas, aventuras, reflexiones, misterio.

El segundo relato El invisible rastro del caracol es la narrativa de un viaje iniciático a India, al que la protagonista se entrega como una prueba de confianza en la vida, mostrando una visión muy particular de la misma. Durante el viaje van apareciendo situaciones insólitas, como el viaje por canoa al Kumbamela, ritual de purificación de los sadhus indios que tiene lugar cada doce años y los distintos personajes (Ivica, Patrick, Lobsang) que van conduciendo el relato y dando sentido al viaje.

Ambos relatos tienen como verdaderos protagonistas a Cronos, el tiempo que pasa inexorable marcando sus límites y Neptuno, el dios de los océanos donde todo límite se disuelve. Porque entre Cronos, el tiempo y sus ritmos propios, y Neptuno, la búsqueda de espiritualidad y sentido, transcurren los dos relatos llenos de magia, introspección y honestidad.

La segunda, El árbol torcido, de Círculo Rojo, publicada en 2021, transcurre en el barrio de Bufalá.

 El hilo conductor de la narración es la vida de mi hermano, el Tato, empieza con su nacimiento y acaba con su muerte temprana; su difícil historia nos lleva de la mano a recorrer parajes llenos de dolor y coraje, y a descubrir hechos de nuestra historia reciente casi olvidados.

La historia es básicamente el retrato de una época, desde principios del siglo XX hasta la actualidad, a través de los personajes de mi familia, una familia de emigrantes en la posguerra española, la vida del barrio, la vida familiar, los acontecimientos políticos y sociales en que la historia de varias generaciones se va desarrollando y como estos van tiñendo y marcando las vidas de los protagonistas. Invita a reflexionar sobre la importancia de la transmisión, como los eslabones de una cadena, de ciertos patrones culturales, sociales que implican necesariamente sufrimiento y como se puede cortar con ellos.

Con una narrativa serena y honesta se nos introduce en la intimidad de la vida familiar, que se disecciona en busca del sentido oculto entre las heridas, atravesando pasajes de gran crudeza hacia otros llenos de amor y esperanza, como en la vida misma.

La narración no deja indiferente e invita a detenerse por momentos para reflexionar y sacar las propias conclusiones.

Obres

Bookmark the permalink.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *